Más que un refugio para muchos niños

La Casa Hogar Padre Luciano, ubicada en el estado Vargas, se ha convertido en un refugio para muchos niños desde que nacen hasta los 12 años a quienes sus familias no pueden criar. Allí reciben alimentos, atención, educación, amor y la posibilidad de una infancia lo más normal posible

Oliangel Escobar

Gracias a las labores sociales de varias instituciones, empresa privada y colegios allegados a la Casa Hogar Padre Luciano constantemente recibe donaciones de ropa y juguetes, también, muchas organizaciones y voluntarios están pendientes de lo que les hace falta a los niños. En este documental casero subido a YouTube el año pasado puede apreciarse la caridad de voluntarios que ofrecen su tiempo para lo niños de la Casa Hogar Padre Luciano.

Pero a pesar de las constantes contribuciones hay situaciones que se escapan de las manos en medio de la situación del país. Leonardo Rodríguez, representante de la Red de casas Don Bosco, declaró en una entrevista en el diario El Universal que en 2008 el antiguo Instituto Nacional del Menor retiró el subsidio estatal que recibían las casas hogares lo que las dejó en una situación comprometida”. Asimismo, Rodríguez explicó que en muchas de estas instituciones, fundaciones, iglesias, y asociaciones sin fines de lucro atienden a niños con enfermedades crónicas que necesitan una medicación constante. En el caso de los niños con VIH requieren regímenes de alimentación especiales que en muchos casos no se están cumpliendo.

En una entrevista en Radio Fe y Alegría en 2016 Rodríguez afirmaba que tenían una situación crítica por no tener acceso a los alimentos y a la compra de medicinas. Hizo énfasis en lo importante de la alimentación para el correcto desarrollo de los niños: “Hicimos una encuesta y determinamos que al menos el 40% de nuestros 5.000 niños han sufrido en algún momento por no tener acceso al menú que cotidianamente se le ofrecía en la casa hogar”. También abordó el tema de las medicinas. “7 de cada 10 niños han tenido fallas con alguna de sus prescripciones médicas por no encontrar el medicamento que necesitan”.

Tony Planelles, representante de la Casa Hogar Virgen de Los Dolores, abundó en que la misma situación “Está haciendo que aumente el número de solicitudes a nuestras casas y nosotros no estamos teniendo más capacidad para dar respuesta”.

En el caso de la Casa Hogar Padre Luciano en días especiales por fechas específicas, por ejemplo Navidad, realizan eventos y actividades con el apoyo de otros. Compartir lo que para ellos es un día “más” para quien asiste es un día totalmente diferente, lleno de retrospectiva, y reflexión sobre qué es realmente importante la vida y lo poco que se necesita para ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *